LA TECNOLOGÍA QUE TE AYUDARÁ A VENDER

Desde las inmobiliarias de barrio hasta las grandes compañías de Real Estate, los negocios de gestión patrimonial se ocupan de una considerable cantidad de propiedades con la problemática del control de accesos que esto supone.

Esta labor administrativa supone una dificultad extra para la gestión de recursos, personal y el trato mismo con los clientes. No obstante, en un mercado tan competitivo, esto también supone una oportunidad de mejora si se cuenta con la tecnología adecuada.

Kiploc es la cerradura inteligente ideal para el sector inmobiliario, que, gracias a sus ventajas en la gestión de acceso a propiedades, consigue mejorar los resultados empresariales.

En este artículo explicamos cómo Kiploc ayuda a optimizar los resultados del sector inmobiliario:

  1. Visitas “COVID-19 friendly” 100% seguras. Kiploc posibilita que un cliente conozca el inmueble de su interés sin tener que entrar en contacto con un agente inmobiliario. Las visitas virtuales están bien, pero conocer tu futuro piso de primera mano y sin riesgo está mejor.
  2. Mayor control del negocio. Kiploc recoge y centraliza información de primera mano que permite optimizar la actividad empresarial: datos como el registro de cada visita, de su duración y sus responsables sirven de guía para mejorar la gestión del equipo comercial y los inmueble.
  3. Ahorra costes. Además de ser la Smart Lock con el precio más competitivo del mercado, Kiploc ayuda a reducir en costes como: cerrajería, personal comercial, traslados o seguridad de las propiedades.
  4. El inmueble siempre accesible. No tener a un agente comercial disponible en el momento y lugar exactos puede suponer perder una venta. Pero Kiploc elimina esta posibilidad y hace que un inmueble esté siempre accesible para conocer a su próximo comprador: enseñar una propiedad es tan fácil como abrir su puerta clicando un botón.




  5. Todas las llaves en un mismo lugar. Manejar tantas llaves supone grandes dificultades en la gestión patrimonial: desde olvidos hasta pérdidas o copias defectuosas. Cualquier problema puede suponer arriesgar la venta, pero Kiploc lo hace fácil: permite enseñar tantas propiedades como se desee solo con un móvil.
  6. Ventajas técnicas. A diferencia de otras cerraduras inteligentes del mercado, Kiploc no precisa de electricidad, por lo que es ideal para propiedades de reciente construcción. A su vez, no requiere que el usuario con acceso tenga conexión a Internet en su teléfono, lo que maximiza la facilidad de apertura.
  7. Digitaliza el negocio. La transformación digital significa ahorrar tiempo y costes, facilitar las gestiones administrativas, monitorizar la acción comercial… ¡Todo ventajas!
  8. Seguridad, ante todo. Kiploc garantiza a los clientes la máxima seguridad en sus propiedades con su sistema antibumping con alarma incorporada. El dispositivo notificará en tiempo real cualquier intento de intrusión en el inmueble.

¿Quieres saber más sobre cómo Kiploc ayuda a maximizar las ventas inmobiliarias? Escríbenos a hello@kiploc.com